"Soy imposible de olvidar, pero dificil de recordar..." ♥ www.benditaentropia.tumblr.com/ASK twitter.com/BenditaEntropia TOP Bitacoras.com

La lluvia y los hongos (1958) / Mario Benedetti

 

¿Sinceridad? Cuidado con la palabrita. Por lo pronto, querida, no era este nuestro convenio de hace cuatro horas. ¿Recuerdas lo que dijimos? No existe el pasado. Claro que es difícil abolirlo. Pero reconoce que hubiera sido lindo quedarnos con nuestra imagen de hoy, vos y yo en aquel zaguán oscuro, provisoriamente resguardados del aguacero, vos y yo sintiendo que de pronto circulaba entre ambos la corriente milagrosa, vos y yo inscribiendonos tácitamente en el compromiso de venir aquí, o a cualquier habitación tan sórdida como esta, para repetir, como siempre con fundadas esperanzas, la búsqueda del amor.
Después de todo, ¿Que crees que es la sinceridad? ¿Que yo te diga lo que te gusta y vos me digas lo que me revienta? Cuidado con la palabrita. La sinceridad (cuando es sincera, porque también hay una sinceridad falluta) siempre nos llevara a odiarnos un poco. Ahora me da lastima verte así, tan indefensa, tan iluminada. ¿Quieres apagar la luz? Conviene que te cubras, por lo menos. Ademas, ya no llueve. A lo mejor, tienes razón. Terminada la lluvia, el pasado vuelve a nacer, como los hongos. ¿Quieres que empiece por la infancia con padres, con libros y sin ternura? No, esa parte es mas bien tediosa. ¿O quieres que empiece por la zona de amistad? Ya se, estarás pensando: cuantas ventajas para el hombre, Dios mío (porque vos decis a menudo diosmio), no cultivan la virginidad ni tienen loa pies frios ni soportan la menstruación, y, como si eso fuera poco, poseen la necesaria ingenuidad para creerse amigos, nosotras en cambio sabemos a que atenernos: nos encontramos, nos reímos con cierto escándalo, nos besamos simbólicamente con los labios en el aire, decimos pestes de las cuñadas, de las primas, de las presuntas amigas ausentes, comparamos detalles de nuestros novios, amantes o maridos, intercambiamos falsas confidencias y besamos otra vez el aire antes de separarnos con la misma sorba, con la misma envidia contenida. Si, estarás pensando en eso, y quizá tengas un poco de razón. Pero la verdad es que a mi no me ha hecho feliz la amistad. Simplemente compruebo. Tuve exactamente tres amigos. Ya ves que no es tan fácil. Solo tres. El primero se quedo con un sobre que contenía mi sueldo y nunca mas supe de el. Con el segundo me tome a golpes, y las cocatrices respectivas (esta del pomulo, otra en su hombro derecho) nos impiden olvidarlo todo. En cuanto al tercero, me quito una novia. No, esa vez yo no estaba realmente enamorado. Lo importante vino después. Fue la única ocasión en que me sentí vivir en pleno, como in animal nuevo y despierto, ágil, sensible, aunque horriblemente preocupado. Estaba, como explicarte, deslumbrado ante esos inesperados matices de posesión y de ternura que descubría en los menos comunicables de mis pensamientos. Pasaba como un fantasma por mi empleo, por la calle, por mi casa. Estaba enamorado como puede estarlo un chico de su maestra, o dd la amiga de su hermana mayor. ¿Como era ella? Bah, era inculta, primaria, pero tenia una sabiduría instintiva que la hacia intocable, una sensibilidad que convertía en perfecto todo cuanto hacia. Hablaba con gran elocuencia, un poco a balbuceos, pero poseía la elocuencia mas difícil: la de las actitudes. Frente al problema mas intrincado, su actitud era siempre irreprochable. Tenia un increíble olfato dd lo que estaba bien. Un desequilibrio que a la postre me resulto intolerable. Ella me quería, estoy seguro, pero había una suerte de juego mezclado a su amor. Yo tenia una horrible conciencia de no ser tomado en serio. Pero mi amor, llamemoslo así, tampoco era limpio. Estaba, como te diré, contaminado de respeto. Y así no se puede, claro. Quizá ella tenia la horrible sensación de ser tomad en serio. Nunca se aabe. De todos modos, era un desequilibrio. Un dia no pude mas y la golpee. Tuve que hacerlo. La golpee, la humille, la obligue a cometer acciones que eran denigrantes en nuestra relación. Tenia que verla alguna vez en una postura horrible, en una actitud absurda, reprochable. Ya se que es difícil de comprender, no precisa que me mires así. No lo conseguí, claro. Porque ella pudo resistir. ¿No te digo que la obligue? En ese momento pensé que lo había conseguido. Estaba allí, asombrada y despreciable, y yo podía mirarla sin respeto, como si hubiera verdaderamente prostituido su pasado. Pero al día siguiente ella adopto de nuevo la única actitud irreprochable, la única que podía purificar la inmundicia dd la víspera. ¿Todavía no comprendes? Abrió el gas. La mate, claro ¿Querías decir eso? Fui el culpable, el único ¿Te das cuenta? Y ahora, por favor, hablemos de otra cosa. De tus amores, por ejemplo.

Nota Personal:

Necesitaba leer esto, hay de ciertos sitios desde donde el camino de regreso no es muy claro. No se como volver de la desconfianza. A veces pareciera que todo llega en el momento justo. Hace un tiempo que vengo sintiendo que estoy “en el momento justo”, y no, no se trata de que mi vida sea perfecta. Tengo miles de quilombos, pero yo me siento muy bien conmigo misma, con mi cuerpo y con mi alma, si se llama “alma”, que “el afuera” apenas estorba.

Sin embargo, venia dando vuelta con ese tema que no puedo dejar… y que no dejo de querer. Y desde hace unos días, me di cuenta que a pesar de todo, de todo el cariño, de todo el amor o de todo lo que sea, ya no avanza… y no avanza, porque yo perdí, por tonterías, la confianza que tenia. 
De aquél sitio, donde se pierde la confianza es difícil volver. Quisiera regresar, pero no creo que pueda. Supongo, que es el momento justo.

M.

Aprenderás

Con el tiempo… aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a alguien, aprenderás que amar no significa apoyarse y que compañía no siempre significa seguridad.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto y aprenderás a construir todos tus caminos sobre el presente, sabiendo que el terreno de mañana es incierto para los proyectos y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío.

Con el tiempo… aprenderás que el sol quema si te expones demasiado, y aceptarás que incluso las buenas personas pueden herirte alguna vez y que sólo necesitas perdonarlas…
Aprenderás que compartir puede aliviar los dolores del alma. Descubrirás que se tarda años en construir la confianza y apenas unos segundos en destruirla y que tú también puedes hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias, y que no importa qué es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir. 
Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.
Te darás cuenta de que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, sólo por el placer de disfrutar su compañía.

Con el tiempo… descubrirás que muchas veces no acabas de apreciar a las personas que más te importan y por eso tendrás que aprender a decirles que las amas… nunca podemos estar seguros de cuando será la ultima vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero finalmente somos nosotros los únicos responsables de nuestras decisiones y actos.

Con el tiempo… aprenderás que no nos debemos comparar con los demás, que sus vidas y sus virtudes sólo deben servirnos de inspiración. 
Descubrirás que se necesita mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser y que el tiempo es corto. 
Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlarán a ti, y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados, dos posturas, dos mentalidades.

Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias y que la paciencia sólo se adquiere con mucha práctica.

Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte.

Con el tiempo… comprenderás que madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con la cantidad de años vividos.
Descubrirás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que pensabas. Que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque si te creyera sería una tragedia, porque le estarías robando la esperanza.

Aprenderás que cuando sientes rabia, estás experimentando un estado emocional propio y que esto no te da derecho a ser cruel.

Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que tú quieres, no significa que no te ame con todo su corazón y que también hay personas que nos aman, pero que no saben como demostrarlo… 
No siempre es suficiente que los demás te perdonen, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Con el tiempo… comprobarás que con la misma severidad con que juzgas, también serás juzgado y hasta es posible que seas condenado. 
Aprenderás que no importa en cuantos pedazos se partió tu corazón, puedes estar seguro de que el mundo no se detendrá para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás, por lo tanto, debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores.

Con el tiempo… sabrás realmente lo que puedes soportar; comprobarás que eres fuerte y que puedes ir mucho más lejos de lo que pensabas. 
Entenderás que realmente la vida vale la pena cuando tienes el valor de enfrentarla.
Pero lo más importante, es que puedes experimentar que no tienes que enfrentar la vida tú solo, porque Dios ha estado y está a tu lado para acompañarte y darle sentido a todo lo que has ido aprendiendo… con el tiempo.

va nota personal siguiente post-no quiero arruinar este-

- No quiero nada hasta que halle un lugar donde pueda establecerme. No sé donde queda ese lugar, pero sé como es. Es como Tiffany´s.
- ¿Tiffany´s? ¿Se refiere a la joyería? - Así es. Tiffany´s me vuelve loca. - Escuche ¿Sabe cuándo uno pasa por los días rojos? - ¿Los días rojos? ¿Quiere decir deprimidos? - No. Te deprimes cuando engordas o cuando llueve mucho. Te pones triste eso es todo. Los días rojos son horribles. De repente, uno tiene miedo y no sabe por qué. - Por supuesto. - Cuando me siento así, lo único que me ayuda es subir a un taxi e ir a Tiffany´s. Me calma los nervios enseguida. Es tan silencioso y soberbio. Allí no puede ocurrir nada malo. Si encontrara un lugar que me hiciera sentir como Tiffany´s entonces compraría muebles y le daría un nombre al gato. ———Breakfast at Tiffany’s

- No quiero nada hasta que halle un lugar donde pueda establecerme. No sé donde queda ese lugar, pero sé como es. Es como Tiffany´s.

- ¿Tiffany´s? ¿Se refiere a la joyería? - Así es. Tiffany´s me vuelve loca. - Escuche ¿Sabe cuándo uno pasa por los días rojos? - ¿Los días rojos? ¿Quiere decir deprimidos? - No. Te deprimes cuando engordas o cuando llueve mucho. Te pones triste eso es todo. Los días rojos son horribles. De repente, uno tiene miedo y no sabe por qué. - Por supuesto. - Cuando me siento así, lo único que me ayuda es subir a un taxi e ir a Tiffany´s. Me calma los nervios enseguida. Es tan silencioso y soberbio. Allí no puede ocurrir nada malo. Si encontrara un lugar que me hiciera sentir como Tiffany´s entonces compraría muebles y le daría un nombre al gato. ———Breakfast at Tiffany’s

Introspección [primera década]

Voy a hablar de mi, si, una vez mas. Pero lo haré de modo diferente.

Cuando era chica, muy chica vivíamos con mis padres y mi hermana en un departamento pequeño, pero a medida de todos nosotros. Era un barrio cerrado, y contaba con un gran jardín en ovalo, lleno de plantas. Tengo los mejores recuerdos de ese sitio. El pino, inmenso pino a los pies de la escalera, el ceibo sobre el ala derecha. Abajo de nuestra ventana un muérdago. Codiciado muérdago sobre vísperas de Navidad, y como olvidarme de Rosa María, pensar que en aquel entonces yo tenía menos de 8 años, y Rosa María ya me parecía vieja. Siempre la quisimos mucho, tenía sobre su ventana las flores mas hermosas de todo el jardín, y por alguna razón todos los juguetes, pelotas discos iban a parar sobre las flores de Rosa María, que salía con su cara de enojada a retarnos a todos. 

Me acuerdo que cada vez que caía la pelota sobre sus flores amarillas, todos nos escondíamos esperando a ver si ella no se daba cuenta y no se asomaba. Luego el mas valiente, o por sorteo, iba despacio a buscar el objeto perdido, y a retirar el cadáver de alguna flor marchita.La verdad es que Rosa María no era ni tan mala, ni tan vieja. Murió pasados mis 25…recuerdo que solía contarnos cuentos por la tarde.

En aquel entonces, para mis menos de 8 años, plantaba cipres en jarritos de plástico, y ceibos que llevaba de regalo al campo. Tenia una tortuga que se llamaba Manuelita, todas las tortugas se llamaban Manuelita en aquél entonces, Maria Elena Walsh, era la responsable incluso de que mi tortuga (que años después me daría cuenta que era macho) se llamara Manuelita, nombre que conserva hasta el día de hoy. Creo que cambiarle el nombre a una tortuga, 15 años después es generarle un conflicto innecesario. No creo que advierta que posee un nombre de mujer. Para ese entonces también, ya me había robado otra tortuga..

Actualmente las tortugas se encuentran protegidas, pero, hace 20 años atrás se encontraban repletas en peceras en todas las veterinarias. Yo que siempre ame los animales, el único apto para el barrio que encontraron mis padres, era una tortuga (también tenia una cotorra y un conejo), todos los niños quieren un perro, pero Manuelita y yo, nos llevábamos bien,hasta que encontramos a otra… recuerdo que iba caminando y la veo atada de un árbol con un hilo. Me quede mirándola un tiempo, y así un par de días… hasta que finalmente la desate y me la lleve. Su dueño vino a casa para preguntarnos si no habíamos visto una tortuga…pero yo creía que nadie que atara a un animal e impidiera que éste este libre merecería su tenencia. La nueva tortuga era casi cuatro veces mas grande que Manuelita, y esta si… era nena. De hecho, nos enteramos el sexo de cada una…. cuando ambas se “enamoraron” y la tortuga mas grande terminó poniendo huevos en el jardín.

Ahora viven felices en el campo… libres. Y seguirán viviendo libre, incluso cuando mas de uno de los que las cuido, ya no estén vivos.
Las tortugas viven de 50 a 80 años, incluso llegan a los 100 y algunas bibliográficas de tortugas longevas dicen que pueden alcanzar los 300 años, aunque esto es científicamente poco comprable. Pero si he conocido tortugas que han excedido la vida de sus dueños, y se quedan solas a su suerte en los jardines de las casas que empiezan a ser devoradas por el tiempo y el olvido…

A los 9 años me había mudado a una casa grande con patio grande, y ahí si… llegó mi sueño. Un hermoso cachorro para el día del niño.

Si quieren hacer feliz, y bueno a un niño deberían regalarle un perro…

2headedsnake:

artattacksonline.com 
Chris Thornley AKA Raid 71 
Shiela take a bow
temporary-frame-of-mind:


The stationWhere I told youI love you

temporary-frame-of-mind:

The station
Where I told you
I love you

(Fuente: iamcmlle, vía beyoutifunk)